Lo que debe saber sobre los cortocircuitos

Uno de los problemas más habituales en las instalaciones eléctricas en Castellón son los cortocircuitos.

Un cortocircuito en una red doméstica es un problema grave por muchas razones: puede causar daños materiales provocando incendios o simplemente quemando circuitos y diversos equipos.

Otro problema con el que nos solemos encontrar es que es difícil de notar que hay un cortocircuito, ya que éste puede no quemar nada y sólo hacer que los equipos funcionen mal, desgastando el circuito o simplemente aumentando a finales de mes la factura de la luz.

¿Qué es un cortocircuito?

Hay diferentes maneras de que se manifieste un cortocircuito. Una de las principales formas es cuando dos polos vivos entran en contacto. Es decir, cuando dos cables se tocan entre sí y se cierran. Este problema suele causar daños inmediatos y es fácil de resolver, ya que provoca chispas e incluso puede quemar el plástico alrededor de los cables.

Los casos menos conocidos, pero que son aún más comunes, son cuando la red o el equipo está sufriendo un cortocircuito por una carga alta. Esto significa que, por diferentes factores, la instalación eléctrica está sufriendo estrés por tener que lidiar con más consumo para el que está diseñado.

¿Cómo detectar un cortocircuito?

¡Desafortunadamente, esa es la parte difícil del problema! Podemos detectar varias señales que muestran un cortocircuito en la red. Sin embargo, encontrar dónde está exactamente es un asunto profesional en el que siempre es mejor contar con empresas especializadas.

Signos de la presencia de un cortocircuito:

  • Interruptor que se activa constantemente.
  • Quemaduras cerca del equipo eléctrico.
  • Aumento inesperado de la factura de electricidad.
  • Lámparas parpadeando o ardiendo después de un corto período de uso.