Los tipos de enchufes que existen en España

Los enchufes son uno de los elementos más importantes de un sistema eléctrico. No en vano, es el dispositivo que nos permite conectar cualquier aparato a la red para que pueda funcionar. Es por eso que en la compra venta material eléctrico, los enchufes suelen ser una pieza fundamental.

Enchufes de tipo C y F

A pesar de que todos los enchufes nos puedan parecer iguales, lo cierto es que no es así. Todos ellos poseen dos salientes en la parte macho del mecanismo y dos agujeros en la parte hembra. La diferencia está precisamente en el tamaño de estos agujeros. En España se dan principalmente dos tipos de enchufes diferentes.

En primer lugar, tenemos el enchufe de tipo C. Este es el tipo de enchufe más antiguo y se caracteriza por disponer de unos agujeros y unos salientes más estrechos. Además, estos enchufes no tienen enganche a tierra, por lo que generalmente son algo menos seguros.

Los enchufes de tipo F, en cambio, son los más utilizados hoy en día. Se emplean en todo tipo de dispositivos, aunque con especial presencia en aquellos que son de alto voltaje. En este caso, nos encontramos con unos salientes y unos agujeros más gruesos. También cuentan con enganche a tierra.

Una característica particular de los enchufes de tipo F es que, en ocasiones, la parte hembra del enchufe tiene unos obturadores de plástico a modo de seguridad.

Un enchufe macho de tipo C cabe en los agujeros más grandes del enchufe de tipo F. Sin embargo, los salientes macho de un enchufe de tipo F no caben en un enchufe hembra de tipo C. Aquí será necesario acudir a la compra venta de material eléctrico para disponer de un adaptador.